La creación de un nuevo perfume

En el proceso de creación de un nuevo perfume interviene un equipo en el que sus componentes, aisladamente, no tienen mucho en común. Pero, en el momento de poner en marcha el proyecto, trabajan conjuntamente para dotar al perfume de vida propia.

Los perfumistas; los departamentos de marketing y de nuevos productos, los publicitarios, los creadores de moda y los diseñadores de envases; entre otros, tienen que unirse para llegar a una misma meta: un nuevo perfume. Cada uno de ellos debe, en su terreno, dominar y llevar a buen fin las inevitables contradicciones que surgen entre la disponibilidad de los medios económicos y técnicos, y el perfeccionismo nunca satisfecho de un trabajo contrarreloj.

Para que el resultado del proyecto sea un éxito, es decir, para que el nuevo perfume no acabe siendo uno más entre aquellos que, a los pocos años, desaparecen, la casa de perfumería estudia minuciosamente las tendencias del mercado, la posición de sus competidores, la segmentación del público objetivo y, por lo tanto, sus deseos, sus motivaciones… en fin, todo lo que le permite elaborar los elementos del perfume para que incite los deseos de compra del público. Mientras que en una pieza de música, el nombre del compositor siempre aparece asociado al título de la obra, en perfumería, el perfumista suele ser desconocido para el consumidor, y nunca se incluye su nombre en el envase.

El perfume se vende bajo el nombre de la marca de una casa de perfumería, de un creador de moda, de alguna joyería de prestigio, de una personalidad conocida o incluso con el nombre de algún actor o actriz. Éstos han influido en el nacimiento del perfume y participan a menudo en la elección del nombre, la publicidad, el estilo de la marca y la forma del envase, pero no son ellos los creadores de la propia fragancia. Detrás del perfume, todos los artistas que han trabajado para crear sus elementos, uno a uno, desaparecen a la vista del público y sólo queda la marca con su imagen.
Cuando una firma de perfumería tiene una idea atractiva y realizable; define el concepto en torno al cual va a girar el proyecto y calcula cuál es su posible rentabilidad.perfumesA la hora de elegir un perfume, la primera impresión resulta fundamental, aunque es aconsejable postergar el juicio definitivo hasta haber evaluado la evolución de sus componentes menos volátiles.

Mapa del sitio
Mobile Theme Switch DEBUG
Current Theme : eleven40
Checking rule
+ Source : Mobile
+ Theme : mobi
Check if isMobile() : false
Rule not valid.


Theme To Be Used : eleven40