Las esencias

Entre las muchas sensaciones que la naturaleza proporciona al ser humano, pocas son tan directas e intensas como las que se perciben a través del olfato. Las emanaciones odoríferas que pueden producir una sensación agradable a los sentidos proceden de refinadas esencias de origen natural, es decir, vegetal y animal, o artificial producto tanto del ingenio científico y tecnológico como de la imaginación del hombre. Desde que los pueblos egipcio, mesopotámico y griego obtuvieron aceites esenciales y otros productos aromáticos mediante la maceración de vegetales, la inquietud por lograr nuevos y originales aromas ha impulsado a los artesanos perfumistas a perfeccionar los métodos de elaboración. Así fue como los árabes, familiarizados con el uso del alambique y la técnica de destilación por vapor de agua, consiguieron los primeros aceites esenciales a partir de materias vegetales. Ya en el siglo XVIII, primero el empleo del alcohol en la destilación y, posteriormente, el desarrollo y la aplicación de la técnica del enflorado permitieron obtener las tinturas y los aceites esenciales. Poco después, el perfeccionamiento de las técnicas de refino del petróleo abrió el camino a los extractos resinoides y ala obtención masiva de esencias sintéticas, con las que se elaboró el mítico Chanel N.° 5. Desde entonces, los productos de perfumería se elaboran tanto con productos naturales como sintéticos, o mediante la combinación de ambos.perfumeChanel Nº 5, diseñado en 1921 por el “nariz” Ernest Beaux, fue el primer perfume de la historia que incluía una elevada proporción de aldehídos en su composición.

Perfumes y fragancias

productos que contengan aldehidos, productos con aldehidos, esencias, perfumes sinteticos
Mapa del sitio