Preferencias olfativas

Desde la más remota Antigüedad, el hombre constató que la quema de ciertas maderas o cortezas aromáticas podía provocar cambios en los estados de ánimo, predisponer a ciertos recuerdos; causar bienestar o excitar el deseo sexual. A lo largo de la historia, los perfumes se han usado principalmente con este propósito, y en la sociedad industrializada el cometido sigue siendo el mismo. En cualquier caso, el conocimiento de que el género sexual, la edad, el carácter y la educación social y cultural configuran las preferencias individuales ha hecho más selectivo el uso de los perfumes. Las investigaciones sobre las preferencias indican que hasta los cinco años de edad, el hombre percibe como positivos la mayoría de los olores, incluso los fecales. Hacia los ocho años; los niños de ambos sexos muestran cierta preferencia por el olor a fresa; pero a partir de esa edad, los varones se inclinan por el olor de la vainilla y las niñas, por el de las almendras. Las diferencias entre uno y otro sexo se acentúan a partir de la adolescencia, cuando a los quince años las adolescentes prefieren los olores de la violeta, la almendra, la cebolla, el alquitrán y el alcohol, mientras que los varones se inclinan por los olores de los cítricos, los almizclados, el cananga o la madreselva. Cabe señalar así mismo que la mujer, a medida que madura, pasa de preferir aromas frescos a otros más densos y embriagadores.perfumesLas preferencias olfativas son distintas en el hombre y en la mujer, y también varían con la edad.

Perfumes y fragancias

imagenes olfativas, que son imagenes olfativas
Mapa del sitio
Mobile Theme Switch DEBUG
Current Theme : eleven40
Checking rule
+ Source : Mobile
+ Theme : mobi
Check if isMobile() : false
Rule not valid.


Theme To Be Used : eleven40