Clasificación de los perfumes

Casi cada año, las grandes marcas de perfumería lanzan al mercado una nueva fragancia, por otra parte, prácticamente todas las empresas de moda cuentan con una línea de productos de perfumería. Ello supone que, cada temporada, el mercado de los aromas aumenta con algunas decenas de productos, de calidad variable, que coexisten con los grandes nombres clásicos.
Todos estos perfumes tienen una característica básica que puede adscribirse más o menos exactamente a un concepto olfativo esencial. Este concepto olfativo es el que da pie a la necesaria clasificación de los perfumes por familias, lo cual facilita enormemente la comprensión entre firma fabricante y consumidor a la hora de describir cada tipo de fragancia. Además de ordenar de una manera racional los centenares de fragancias que pueden encontrarse actualmente en el mercado, la clasificación por familias intenta facilitar la elección de los perfumes. Si se prefiere una colonia fresca y cítrica, hay que considerar la familia Hesperide-, si se desea un perfume con cuerpo, olor intenso y persistente con reminiscencias orientales, hay que pensar en un Ámbar.
Cualquier descripción freí de un perfume incluye, además de sus características y cualidades olfativas, la familia a la que pertenece.
Clasificar las fragancias resulta una tarea imprescindible para sacar todo el partido posible a las diferentes combinaciones esenciales. Como en muchos otros casos, la validez de una propuesta semejante depende del consenso, alcanzado recientemente, en torno al concepto de clasificación por familias.
Cada perfume tiene un sello propio inconfundible; unos son ingenuos, otros envolventes, llenos de misterio, e incluso algunos son turbulentos y arrolladores.
El gusto por la simplicidad de las aguas de Colonia cítricas que caracterizó los primeros años del siglo XX se convirtió, unos años más tarde, en un deseo de armonizar nuevas fragancias, de lograr nuevos acordes, sorprendentes y mucho más elaborados. Poco a poco, los perfumes se hicieron más atrevidos. Los acentos petulantes y persistentes proporcionados por el descubrimiento de nuevos sintéticos contribuyeron a revolucionar la perfumería. Ante tal variedad de materiales y con el fin de lograr una interpretación sistematizada de conceptos olfativos, se ha intentado clasificar los perfumes desde varios puntos de vista. Uno de los primeros sistemas, defendido por algunos profesionales, es el genealógico, que relaciona los diferentes perfumes con una armonía de composición básica similar. En el mundo de la perfumería, como en otros ámbitos estéticos, la moda tiende a desarrollarse en ciclos. Algunos aromas parecen desaparecer del mercado durante un tiempo para luego reaparecer, por lo general en la forma de un perfume inspirado directamente en uno del pasa do, pero con la incorporación de unos productos que antes no existían o en dosificaciones antes inusuales. Si el producto moderno tiene éxito, no tardarán en aparecer otras composiciones parecidas, que harán más frondoso el árbol genealógico.perfume mujerEsta serie de perfumes femeninos de Guerlain pertenece a tres grandes familias, Jardins de Bagatelle es Floral; Mitsouko es uno de los primeros Chipres, mientras que Chamade, Samsara y Shalimar pertenecen a la familia Ámbar u Oriental.

Perfumes y fragancias

clasificacion de los perfumes, clasificacion de perfumes, clasificacion perfumes, guerlain perfumes, clasificacion de perfumes mujer marcas, primeros perfumes de guerlain
Mapa del sitio