Esencias de origen animal

Entre las materias primas naturales utilizadas en perfumería, las de procedencia animal son escasas y por lo general, se trata de secreciones que algunas especies producen como reclamo sexual o como protección.

Estas sustancias, que en estado puro suelen presentar un aspecto y olor nauseabundos, tras ser sometidas a diversos procesos dan lugar a productos de gran finura que los perfumistas utilizan para acentuar la persistencia o la sensualidad de sus creaciones.

En comparación con las esencias de origen vegetal, las de procedencia animal son muy limitadas, ya que sólo se emplean cuatro en perfumería: el ámbar gris, el almizcle, el castóreo y la civeta.
perfume mujerEl vetiver es el componente básico de numerosas fragancias masculinas, a las que aporta notas amaderadas, viriles y concentradas.

Perfumes y fragancias

vetiver perfume, castoreo, asencias animales origen
Mapa del sitio