La tradición inglesa

En el siglo XVII, el comercio marítimo inglés llevó a la metrópoli las especias, los perfumes y los aromas que encantaban a la corte de Isabel I, pero hubo que esperar dos siglos a que se abriera el primer establecimiento dedicado a comerciar exclusivamente con esencias. En 1730, un joven menorquín, Juan Famenias Floris, inauguró una perfumería en Jermyn Street; su primer producto de importancia fue una típica lavanda que le valió el título de proveedor oficial de la corte. La tradición de las esencias a base de lavanda inglesa ha hecho fortuna; no sólo son fabricadas por las firmas británicas, como Atkinsons, sino que dan nombre a la mayoría de colonias que se basan en este aroma floral. El parisiense Eugéne Rimmel, que tenía establecimientos en París y Londres —y una vocación europeísta, ya que era proveedor oficial de los reyes de Inglaterra, Holanda, Bélgica y España—, publicó preciosos folletos con sus productos y creó el primer ambientador perfumado. El barbero William Penhaligon, con su tienda en el barrio de Saint James, cerca de una casa de baños turcos, logró el favor de los estetas ingleses gracias a su Hamman Bouquet, fabricado en 1872; favor del que sigue disfrutando en la actualidad, ya que es la colonia preferida del duque de Edimburgo.perfumeOriginal frasco del perfume masculino Varón Dandy, de la casa Parera (1919). Esta gran firma forma parte actualmente del grupo Coty Astor, de la multinacional Benckiser.

Perfumes y fragancias

PERFUMES INGLESES, colonia inglesa perfume
Mapa del sitio