Madera

De origen indomalayo, la madera exótica del sándalo ha sido un aroma básico en la perfumería de la India. Junto con la corteza o el fruto de otros árboles, como el cedro, el pino o el ciprés, forma parte de la base de los perfumes amaderados asociados, casi siempre, al pachuli y al vetiver. No obstante, al hablar de un perfume de la familia Madera nos referimos a composiciones en las que estas notas se encuentran en el corazón del perfume e incluso se identifican ya en las notas de salida.

Las notas de pachuli y de madera de sándalo aportan calidez, mientras que las de cedro y vetiver son más frescas. Hasta hace muy poco, ésta ha sido una familia eminentemente masculina, pero desde el éxito obtenido por Feminité du Bois, lanzado por Shiseido en 1992, han aparecido otros perfumes femeninos que incorporan notas frutales o florales a las fragancias amaderadas básicas.

fragancias

De izquierda a derecha: Egoïste (Chanel), Vetiver (Guerlain), Jaipur (Boucheron), Agua Brava (Puig) y Esencia para hombre (Loewe), fragancias pertenecientes a la familia Madera, tradicionalmente masculina.

Opina

*

Mapa del sitio