Nace la perfumería moderna

A principios del siglo XX, las grandes firmas de perfume entraron en la era moderna. La ya amplia gama de productos y olores nuevos no dejó de crecer gracias a los productos sintéticos, y la importancia concedida a la presentación del producto hizo que los perfumistas de la Belle Epoque contaran con la colaboración de los grandes diseñadores y cristaleros como Baccarat y Lalique, y en 1932, la presentación de Tabú, un perfume de la marca española Dana, incluyó un famoso cuadro. También a principios del siglo XX empezó a trabajar uno de los perfumistas más importantes de la historia, François Spoturno, nacido en Córcega, que cambió su nombre por el más eufónico Coty. Sus creaciones, desde L’Origan hasta Chypre, marcaron una época. En las primeras décadas del siglo se fundaron varias empresas de perfumería españolas, Myrurgia, en 1916, Antonio Puig, en 1919, y Parera, que comercializó una de las colonias para hombre más populares: Varón Dandy. En 1903, los amigos Sainz de Vicuña y Salvador Echeandía fundaron en Madrid la perfumería Gal, que tantos aromas ha comercializado; uno de los que más éxito obtuvo continúa siendo Heno de Pravia. También en la presentación y publicidad de sus productos es pionera la casa Gal; ya que contaron con la colaboración de grandes pintores y dibujantes de la época modernista, como Romero de Torres o Rafael de Penagos. perfumeCharlie, una fragancia floral y fresca, lanzada en 1970 por Revlon para un tipo de mujer joven y dinámica.

Perfumes y fragancias

anuncios publicitarios de perfumes, publicidad de perfumes, perfumeria gal
Mapa del sitio